Fundación Compaz

Asociación de Víctimas del Conflicto Armado y Población en Situación de Vulnerabilidad

Durante años, comunidades afro e indígena han convivido en su territorio, rico en recursos naturales y rodeado por los ríos Atrato y Bojayá, que son fundamentales para el desarrollo de su cultura y prácticas ancestrales, lo que ellos conocen como “vivir sabroso”.

Hoy, estas comunidades trabajan de la mano para cultivar, cosechar y comercializar esta raíz con propiedades medicinales y aromáticas, y que busca contribuir al desarrollo del territorio y el rescate de sus tradiciones.

Edwin, Baldolovino y Dennis son las caras visibles de este negocio social en el que trabajan más de 150 familias, quienes siembran la semilla en medio de los cultivos de plátano, donde recibe los nutrientes de estos cultivos gracias al abono natural que absorbe, lo que la hace un producto 100% natural. Hoy, ellos sueñas con poder contarle al mundo que en Bojayá se cultiva la mejor cúrcuma de Colombia.