FRUTICHAR

EL CHARCO, NARIÑO

✔ SUSTITUCIÓN DE CULTIVOS

✔ EMPRENDIMIENTO PRODUCTIVO

A cientos de kilómetros de Bogotá, en un municipio de la costa Nariñense, conocido como El Charco, un grupo de jóvenes empresarios le apuestan al cultivo, transformación y comercialización de frutales exóticos, orgánicos y de origen silvestre, que transforman en pulpas congeladas y otros productos derivados.

Como una estrategia para la sustitución de cultivos ilícitos, y para encontrar nuevas oportunidades para la juventud y las familias rurales que han sufrido a causa del conflicto armado, Frutichar trabaja por el cambio de realidades y la soberanía alimentaria de su territorio.

Actualmente, 714 familias hacen parte del proceso de este negocio social que ha sido apoyado por organizaciones internacionales y gubernamentales. Con la siembra de frutos exóticos como borojó, arazá, açaí o naidí, entre otros, llevan sus productos a ciudades como Cali, Buenaventura y Pasto.

Su objetivo es convertirse en una empresa innovadora, con un impacto ambiental positivo, que pueda ser replicada en otros territorios.

Logos Aliados-12

La información publicada en este sitio web no es información oficial del gobierno de Estados Unidos y no representa los puntos de vista o posiciones de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) o del gobierno de los Estados Unidos.